sábado, 15 de marzo de 2014

"¿Por qué no hay población negra en El Salvador?"

Esa es una de las preguntas más frecuentes que me hacen, o que la gente hace, cuando surgen pláticas acerca de la "raza", como todavía llaman muchos a la diversidad étnica en el mundo.

Encontré en este blog un comentario al respecto, un lector me pidió que por favor escribiera sobre ese tema; le respondí que es un mito: los censos de población más reciente indican que hay una población cansada de ser invisible y reclama su lugar en la historia.

De la mano de académicos e investigadores, esos datos están saliendo a la luz paulatinamente.

El trabajo pionero en rescatar la impronta afrodescendiente en El Salvador se titula "La herencia africana en la identidad histórica salvadoreña", de Pedro Escalante Arce (1997). Le sigue la tesis para optar al grado de Licenciado en Historia de la Universidad Tecnológica de El Salvador de Carlos Loucel Lucha que se titula "Inserción social de negros y mulatos en las alcaldías mayores de San Salvador y Sonsonate durante el período colonial 1524-1821".

Loucel, quien destaca además como el primer historiador graduado en El Salvador, ha realizado otras investigaciones: "Negros y mulatos de San Geronymo Nejapa en el siglo XVIII" (un acercamiento desde lo local en la época colonial); aquí puede leerse también su ponencia "La presencia de los negros y mulatos en El Salvador colonial" para el segundo encuentro de Historia en la Universidad de El Salvador (2007).

Aquí una entrevista publicada en El Faro y aquí el video "Afrosalvadoreños, identidad negada" de La Prensa Gráfica:



Actualmente, el investigador trabaja en su tesis de maestría, la cual ha titulado "Clasificación de la población de Santiago Apóstol Apastepeque 1750-1824"; "en ella hago demografía histórica y trato de reconstruir las familias de los mulatos, españoles e indígenas", dijo al ser consultado para este post.

Como publicó en un artículo el antropólogo Ramón Rivas, El Salvador todavía tiene "una “oportunidad histórica” para enmendar el pasado, particularmente en lo relacionado con la eliminación de la discriminación racial que, para utilizar la terminología del antropólogo Mac Chapin, referente a la población indígena de El Salvador,  “invisibilizó” a muchos pueblos y yo digo también, eliminó a otros. 

El censo de población de 2007 "enumeró un total de 7.441 salvadoreños identificados como “negros de raza”. Dicho conteo muestra la existencia de una comunidad afrosalvadoreña que se niega a desaparecer, a pesar de las décadas de negación de la que han sido objeto, como colectividad étnica, por parte del Estado salvadoreño. Si bien el proyecto de blanqueamiento mental, social y cultural se desarrolló con éxito, en muchos poblados del territorio salvadoreño, como San Alejo, la población reconoce desde un mundo subalterno la presencia de afrodescendientes, evidenciándolos en la tradición oral, la religiosidad y la mitología, la cual que sustenta el arribo y distribución geográfica de los afrodescendientes en la zona y sus alrededores. Esta presencia étnica esta generalmente asociada a agentes negativos y a una simbolización originada desde la época colonial, que se ha mantenido vigente en el imaginario social no solo de San Alejo, sino de muchos poblados del territorio salvadoreño". Lo anterior es el abstracto del trabajo titulado "Imaginarios y discursos de la herencia afrodescendiente en San Alejo, La Unión, El Salvador", de los investigadores José Erquicia, Marielba Herrera y  Wolfgang Effenberger López.

A esa investigación se suma "Elementos Afrodescendientes en la religiosidad popular. El caso de San Benito de Palermo en el Oriente de El Salvador". Al respecto, Erquicia y Herrera muestran que "la identidad y los elementos culturales de los afrodescendientes se mantienen vigentes en la actualidad en el país."


"La prohibición expresa por parte del Estado salvadoreño es la Ley de Migración de 1933, la cual dice que no pueden entrar a El Salvador negros, chinos, gitanos, malayos y los conocidos como turcos. Pero dentro de los discursos de los gobernantes y elites vinculados al poder, existe una gran cantidad de posturas racistas, como era casi una generalidad en los países latinoamericanos de finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. Sobre ese tema existen varios trabajos desde las ciencias sociales y las humanidades, en los cuales se puede profundizar más sobre la temática", indicó Erquicia.

Finalmente, el investigador Marvin Aguilar, elaboró el documental "Pieza de Indias", el cual da voz a los afrodescendientes: "Ellos son los grandes protagonistas de este filme, nosotros solo hemos intentado asomarnos a esa realidad para presentar la otra raíz del mestizaje salvadoreño: Africa.



8 comentarios:

Wences Sosa dijo...

e leido que una de las razones por las que no avian asentamientos de africanos en el salvador era porque los utilizaban para trabajos pesados y uno de ellos era el cultibo de caña de azucar y su migracion a el salvador era proveniente desde puerto bario-guatemala y solo ivan de paso ya que el cultibo de la caña en el salvador era poco y era mas el cultivo del añil y este cultivo requiere de poco, y el cual lo negros no les gustaba, razon por lo que el salvador solo lo utilizaron de paso, aparte de todo esto tengo entendido que los negros practicaron la pirateria en el carive.

Unknown dijo...

Me parece una mala reseña, al ver a nuestro alrededor hay personas blancas, caucásicas, morenas incluso rubias pero rara vez nos encontramos con una persona afrodescendiente y muchos hasta se asombran cuando ven a uno entonces esta no es la respuesta mas acertiva pensé que este enfoque resolvería mis dudad pero no.

Anónimo dijo...

La raza negra se diluyó con el mestizaje, como las otras razas. Sin embargo, se observan personas con rasgos negroides en nuestro país, sin ser negros puros como los que hay en Estados Unidos u otros países, y es, precisamente porque se mesclaron con indios e incluso con blancos.

Anónimo dijo...

El Salvador es el país donde el mestizaje se dio con mayor fuerza. Es bien raro ver o blancos puros, o indios puros, solo si nos vamos a Chalatenango los vemos y muy pocos en la otras zonas del país. Los españoles, desde que vinieron aquí, comenzaron a mezclarse porque sus mujercitas no venían con ellos al principio. Hay que leer más historia de El Salvador

Anónimo dijo...

Es un orgullo ser mestizo, aunque los blancos europeos y gringos no nos quieran.

Steven Taylor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Steven Taylor dijo...

En Honduras hay montón de gente Negra que vino de San Vicente, que tienen la sangre más que africana. Pero para mayor aclaración en Honduras, ya casi no quedan indios, solo hay pocos, y negros son la minoría, porque casi no existen.
Por lo menos, en el Salvador abundan los inditos, pero no hay negros ninguno, tal vez los negroides que miras en el Salvador es porque andan viajando en pequeñas embarcaciones.

Gracias

Anónimo dijo...

La raza negra no es nativa de América en general. Se dio y mantiene hasta hoy porque los colonizadores invasores llegaron a este continente trayendo gente de color negra como sirvientes esclavos para sus necesidades. El porque en centro América ahí países mayoría raza negra. Fue por la matanza realizada por ellos en contra del.que no tenía rasgos negroides. Ejemplo claro Haití lugar de una matanza inmensa antes de convertirse en la.miseria.que es hoy.